Política, Economía y Finanzas, Entretenimiento

Loading...

lunes, 6 de octubre de 2008

La desconfianza y el pesimismo hace de la suya en las bolsas del mundo


Por: Wens Silvestre
Otro lunes "negro" en el negocio de las bolsas. Tal parece que nada detendrá la crisis de confianza y el pesimismo sobre el inevitable enfriamiento de la economía global, coadyuvado por la crisis financiera.

Los agentes económicos continúan nerviosos, desconfiados y lleno de pesimismo, y es que la respuesta que se esperaba con la aprobación del "salvataje financiero", no se deja sentir aún en los agentes económicos, y recuperar la confianza en el mercado es una tarea de mediano o largo aliento (tal vez les caería bien unos feriados...). Estas burbujas, que ya parecen generalizados en todo el mundo, está generando pánico financiero, y los ahorristas corporativos y personas naturales, están optando por retirar sus fondos colocados en los bancos comerciales, para destinarlos a comprar bonos del tesoro norteamericano, que se considera un activo de riesgo "cero", aunque en éste contexto, todo ese calificativo puede cambiar, y ya no se podrá etiquetar con riesgo "cero", artificialmente. Ese retiro de liquidez de las entidades financieras, genera déficits de liquidez en los bancos, que no pueden atender con nuevos créditos y se ven obligados a solicitar dinero fresco a sus respectivos bancos centrales, a fin de paliar temporalmente ese flujo negativo de dinero. En ese contexto, creo que es un "iliquidez" artificial, porque la gran masa monetaria en dólares americanos continúa inundando el mercado global, con la única diferencia que está como reduciéndose la velocidad de circulación, y con ello, el efecto multiplicador del dinero también se ve afectado, aparentando una "falta de liquidez" en el sistema financiero. Llegará un punto en que la credibilidad del dólar perderá "piso", y entonces se desencadenará una sustitución de divisa por otro más fuerte, o simplemente se refugiarán en otro patrón como el oro. Entonces se verá el verdadero valor de la divisa norteamericana.

Ya existe un consenso que esta crisis tiene para rato, y sus efectos nocivos se verán en todas las economías, porque querramos o no, formamos un sólo mercado global, y que el sinceramiento del mercado financiero tendrá que ajustarse, de todas maneras, por la ley de oferta y demanda, y no un ajuste artificial.
Economías como la peruana, se verán afectadas en la medida que el contagio de la crisis continúen su efecto dominó a economías como la europea y asia, principales mercados de nuestras exportaciones.

Tenemos la obligación, reitero, de fortalecer el mercado interno y regional, a fin de reducir el impacto de la crisis. Aún teniendo crecimiento relativo, las expectivas de crecimiento para el 2009, se verán afectadas y tendrán que revisarse las proyecciones contenidas en el MMM 2009-2011, considerando que se proyectaron en un contexto distinto a lo que viene ocurrido desde el pasado mes de setiembre, y probablemente las probabilidades que se den las recaudaciones fiscales proyectadas, disminuyan en la medida que las noticias negativas continúen. El BCRP, debe reducir su intervención en el mercado de divisas, porque el Dólar americano no creo que soporte por mucho tiempo una imagen que no lo corresponde. El Dólar americano debe sincerarse y mostrará su verdadero valor en este proceso de crisis, y ya el Yen japonés a mostrado su fortaleza y tal vez podría incluso mejorar su perfomance con respecto al Euro, que se ve afectado por la crisis en el sistema financiero de los países miembros de la Unión Europea.

No hay comentarios.: