Política, Economía y Finanzas, Entretenimiento

Loading...

viernes, 10 de octubre de 2008

El dólar americano puede perder valor en cualquier momento

En tanto los índices bursátiles del mundo continúan su caída libre. La BV de Lima, tuvo que cerrar sus operaciones, ante una caída estrepitosa de 11% en un solo día.

La crisis financiera y la inevitable repercusión en la economía real, paradógicamente hizo posible que la moneda representativa de la economía mundial (US$), revirtiera una tendencia negativa y natural que tenía antes del estallido de la crisis, y se resiste a caer frente a las otras divisas del mundo. Es que el efecto arrastre de la crisis financiera americana, coyunturalmente, reduce las expectativas de crecimiento de las inversiones de todos los países del mundo, con lo que la divisa norteamerica es un aparente refugio en el corto plazo, sin embargo, esta divisa puede ir perdiendo respaldo, como ya lo estuvo ocurriendo antes que estallará "setiembre y octubre negro", debido al deterioro de los activos norteamericanos. Y es que el cuento del bono soberano de riesgo "cero" no existe en el mundo real, sólo en la mente de los inversionistas que lo etiquetaron así, por conveniencia para reducir las probabilidades de pérdidas mayores en épocas en que sus excesivas ambiciones generan una crisis en cadena, y no les queda otra alternativa que ponerse bajo la falda protectora del Estado, para "salir" de la tempestad que ellos mismos generaron. Si no fallan mis proyecciones, es muy probable que el efecto de la crisis económica, tendrá sus efectos nocivos sobre la moneda norteamericana, debido al pesimismo y la desconfianza imperante en los agentes económicos.

En ese sentido, es mejor ahorrar en moneda nacional o cambiar de patrón, y el oro es nuevamente una alternativa.

Por otro lado, ante la caída de las bolsas, nadie habla de los fondos administrados por las AFPs. Lamentablemente, lo único que sabemos es que las AFPs, siempre saldrán ganando, pero los fondos que administran, que nos pertenecen se irán evaporando. Las AFPs, continuarán llenándose los bolsillos, en tanto nuestros fondos caerán no sabemos hasta dónde. Personalmente, hubiera preferido que esos fondos permanezca en una cuenta de ahorro a largo plazo, así evitaría que me cobren comisiones por "administrar" mis fondos. El sistema necesita un ajuste que beneficie a la humanidad, y no a unos pocos "gordos" que viven de los que menos tienen.

No hay comentarios.: