Política, Economía y Finanzas, Entretenimiento

Loading...

jueves, 10 de febrero de 2011

Comisión Permanente aprobó reducir el IGV a 18%

Por: Wens Silvestre

El Poder Ejecutivo presentó el Proyecto de Ley Nº 4660/2010-PE -Ley del Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo, que tiene por objeto reducir de 17% a 16%  el IGV, manteniendo en 2% el IPM, sumando hacen un total de 18% de IGV-IPM, tasa que aprobó esta tarde la Comisión Permanente del Congreso de la República, luego de un debate más polítco que técnico. En vísperas de un proceso electoral, todo se aprueba en el Parlamento sin un análisis serio, simplemente, utilizan la percepción equivocada del electorado al oir hablar de medidas como la reducción del IGV. La realidad, nos demuestra que los únicos que se beneficiarán con esta medida, serán los mercantilistas, porque no trasladarán esa minúscula reducción en los precios finales de los bienes y servicios a los consumidores.

La justificación utilizada, es el mismo de siempre -favorecerá a los más pobres al reducir el impacto de expectativas de incremento de los precios internacionales del petróleo y los alimentos que influirá directamente en los precios de los bienes de consumo masivo, por lo tanto resulta necesario que se implementen medidas que ayuden a reducir este impacto en la población, tales como la reducción en un punto porcentual del IGV. Y qué pasó con el rol del Banco Central de Reserva, no es acaso el encargado de velar por la estabilidad monetaria. O es que acaso ahora el MEF pretende suplir al BCRP.

Según la exposición de motivos del mencionado proyecto, estima que la reducción de la tasa del IGV en un punto porcentual corresponde a una disminución en la recaudación de S/. 1 530 millones en el año 2011, sin embargo, en la víspera, la Jefa de la Sunat señaló que el costo fiscal de esta medida sería de S/. 3 mil millones.

Por otro lado, si hacemos una comparación de tasa de IGV/IVA en Latinoamérica, podemos inferir que la tasa de IGV en el Perú está en el promedio, veamos:

Brasil: 25%
Urugual: 22%
Argentina: 21%
Chile: 19%
Perú: 19% (17% IGV + 2% IPM)
OCDE: 18%
Colombia: 16%
Bolivia: 13%
Ecuador: 12%
Venezuela: 12%

Curiosamente, los tres países que aplican tasas más bajas, son los que están en un crisis permanente de inflación.

En caso de países como Perú, donde la informalidad campea, y la evasión tributaria y elusión tributaria son un mal endémico, esta medida tal vez se justifique la baja de la tasa aplicable al IGV, sin embargo, no creo que incentive a formalizarse, salvo que ésta tasa tenga una reducción significativa de hasta 3% (lo ideal sería 15% de IGV).

Sobre la oportunidad de la medida, definitivamente, se dio por cálculo político, porque en un proceso electoral, todo vale. Se debió hacer un estudio más profundo para tomar una decisión tan importante como éste.

La justificación que sustenta los congresistas, son sólo de caracter electoral, porque saben que si votan en contra, perjudicarían la candidatura de su partido político.

Esta medida era mejor dejarlo para el gobierno entrante, pero la suerte está echada. A esta hora, la Comisión Permanente ya aprobó la Ley que reduce el IGV a 18%.

martes, 8 de febrero de 2011

MÁS DEL 2% DEL PBI REPRESENTAN LAS EXONERACIONES Y OTROS GASTOS TRIBUTARIOS

Por: Wens Silvestre

La baja presión tributaria en el país, no sólo se debe a evasión tributaria y a la elusión tributaria, sino, principalmente, a los beneficios tributarios que gozan ciertos sectores económicos que hace imposible subir la presión tributaria. Para la Jefa de la Sunat, Nahil Hirsh -"lo que impide avanzar más en la búsqueda de ampliar la base tributaria es la política de exoneraciones que representan dos puntos porcentuales del PBI, así como los bajos niveles de la mayoría de peruanos que debido a los actuales límites de inafectación, no pagan el impuesto a la renta".
Según el MMM 2011-2013, se estimó que durante el año 2010 estos Gastos Tributarios representarían 2,21% del PBI, en tanto, para el presente año 2011, se estimó en 2,04% del PBI, pero no nos olvidemos que a fines de enero del presente año, se suspendió el proceso racionalización de las exoneraciones en la Amazonia. Esto implicaría que los gastos tributarios estimados para el presente año se incrementaría hasta llegar al mismo nivel del estimado para el 2010 (ver gráfico).

¿Quienes pierden con los beneficios tributarios?

En realidad están siendo beneficiados varios agentes económicos que intervienen en sectores como el agrícola, minería, hidrocarburos, educación, pesca, construcción, manufacturas (zonas francas), transporte, cultura y deporte (incluye espectáculos no deportivos), etc. En realidad, el Estado carece de una política visionaria en materia de política tributaria. Se otorgan beneficios tributarios, sólo por conveniencia "política barata" argumentando situaciones y utilizando a los pobres como los que directamente se beneficiarían con dichas medidas. Se ha demostrado hasta la saciedad que las exoneraciones, inafecciones, devoluciones, tasas diferenciadas y otros beneficios tributarios, no sólo son discriminatorios, sino que distorsiona el funcionamiento de las bondades del mercado, generando ineficiencias en la administración de recursos, y en el fondo beneficiando a ciertos grupos empresariales.

Hemos repetido en muchas oportunidades que el otorgamiento de beneficios tributarios debe hacerse previa evaluación de costos y beneficios y sujeto al logro de los resultados esperados. La Amazonía es el mal ejemplo que beneficia a grupos empresariales -mercantilistas- que no han generado ningún beneficio en el desarrollo de las regiones amazónicas, más por el contrario ha generado e institucionalizado un mal hábito de vivir a costa del Estado, justificando "n" situaciones. En el país existen regiones en peores situaciones que tendrían derecho a tener un tratamiento especial, regiones como Apurimac, Huancavelica y Ayacucho, sin embargo, en estas las pocas unidades económicas pagan sus impuestos.

La otra enfermedad crónica está referido a la inafección de impuestos al sector educación (universidades privadas, institutos privados, colegios privados) que se han convertido en negocios "redondos" para sus promotores que hasta se dan el lujo de financiar a partidos políticos que participan en los procesos electorales. Esas instituciones formativas, debería dedicarse a implementar laboratorios y financiar proyectos de investigación de sus estudiantes. Por eso, es más importante que el Estado retire estos beneficios tributarios al sector educación y se captaría más recursos fiscales que deberían servir para financiar mediante becas a los mejores estudiantes tanto de colegios, institutos y universidades. Necesariamente, tiene que realizarse una reforma constitucional en materia tributaria, ese debe ser el reto del nuevo gobierno.

Lo más escandoloso son los beneficios que aún cuentan ciertas empresas mineras, que con los famosos contratos ley que se les otorgó beneficios tributarios que incluyen devolución de impuestos, tasas diferenciadas de Impuesto a la Renta (muchas empresas mineras no llegan a pagar el 30% del Impuesto a la Renta que les correspondería como lo hacen sus similares) estas medidas, supuestamente para promover las inversiones en ese sector, es indignante para un Estado que requiere atender necesidades básicas de la población.

viernes, 4 de febrero de 2011

EL FUTURO DE ELECTROPERÚ S.A. Y EL DESTINO DE SUS UTILIDADES

HUANCAVELICA Y EL FORTALECIMIENTO Y MODERNIZACIÓN DE LA EMPRESA DE ELECTRICIDAD ELECTROPERÚ S. A.
Por: Wens Silvestre

La Décima Política de Estado, del Acuerdo Nacional, sobre reducción de la pobreza, compromete al Estado a dar prioridad efectiva a la lucha contra la pobreza y a la reducción de la desigualdad social aplicando políticas integrales y mecanismos orientados a garantizar la igualdad de oportunidades económicas, sociales y políticas. En tal sentido, el Estado se compromete a privilegiar la asistencia a los grupos en extrema pobreza, excluidos y vulnerables, partiendo de un enfoque humano sustentable y en forma descentralizada.

Huancavelica, es la región que contribuyó significativamente, por más de 450 años, al desarrollo del país, a través de sus recursos mineros e incluso forestales, extraídos desde la época de la colonia. Actualmente, contribuye con sus recursos hidroenergéticos, hídricos y el abastecimiento con productos agropecuarios.

No obstante  haber contribuido con el desarrollo económico del país, Huancavelica, es la región  más pobre, sus distritos y provincias tienen  los  mayores índices de pobreza extrema, analfabetismo, desnutrición y desatención manifiesta; estos problemas sociales que deben  ser revertirse urgentemente por todos los que formamos parte del  Estado  Peruano.

En ese sentido, la región Huancavelica, requiere de mayores recursos económicos, financieros y humanos para implementar políticas de desarrollar de largo plazo que se manifieste en la mejora de la calidad de vida de los huancavelicanos.

Es política de Estado, el proceso de descentralización permanente y de carácter obligatorio, que permita el desarrollo integral del país, establecido en el artículo 188º de la Constitución Política del Perú.

En la Región  Huancavelica, están ubicadas las principales hidroeléctricas del país, administradas por la Empresa ELECTROPERU S.A., el mismo cuenta con dos centrales hidroeléctricas, que conforman el Complejo Hidroeléctrico Mantaro, con una capacidad instalada de 1008 MW y una Central Térmica ubicada en el departamento de Tumbes con una capacidad instalada de 18 MW.

El Complejo Hidroeléctrico del Mantaro, es el principal centro de generación del país que abastece el 25% de la demanda (2010) del Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN).

Cuenta con dos sedes: la de Campo Armiño con un área aproximada de 600 hectáreas y la de Presa Tablachaca (Kichuas) con 65 hectáreas. Campo Armiño está ubicada en la Provincia de Tayacaja, Distrito de Colcabamba, a 170 kilómetros de la ciudad de Huancayo y a 470 kilómetros de la ciudad de Lima. Kichuas está ubicada en el distrito de Colcabamba, Departamento de Huancavelica, a 60 kilómetros de Campo Armiño y a 100 kilómetros de la ciudad de Huancayo.

Han pasado 38 años desde la creación de ELECTROPERU S.A. y en ellos el cumplimiento de su misión fundamental, la de afianzar las bases para el desarrollo de un sistema eléctrico nacional sólido y competitivo, pero, sin embargo, no ha beneficiado a la Región Huancavelica ni con el servicio ni con los recursos y utilidades obtenidos fruto de la explotación de los recursos hidroenergéticos (excepto con el Canon Hidroenergético que son recursos limitados transferidos por el Gobierno Nacional -En el Ejercicio Fiscal 2010 el Gobierno Regional de Huancavelica recibió por dicho concepto S/. 16.68 millones).

El espacio y tiempo ha llegado para retribuir a la población de la Región Huancavelica, por su aporte al país, tal como se señala en el segundo párrafo de la exposición de motivos, sin haber sido escuchado, siglos de gritos y silencio del Estado.

Asimismo, el Estado peruano, ha tenido por política una distribución inequitativa desde inicio de la República. En Huancavelica, según informe de INEI 2009, el 77,2% de la población esta en sumido en la pobreza, en tanto, un estudio de la PNUD concluye que un 88% de los huancavelicanos sobreviven con ingresos de US$ 1 / día, es decir, el Estado no está presente, y las empresas y corporaciones que explotaron los recursos minerales, no cumplieron con su responsabilidad social con la región huancavelicana.

El Estado sólo está sirviendo y atendiendo a los empleados activos y pasivos del sector público, es decir, una carga burocrática insensible, que vive a expensas del Estado y espaldas de la realidad del país. En ese sentido, es necesario redireccionar esa ineficiente e ineficaz política de distribución que agiganta la brecha entre los que más tienen y menos tienen.
El artículo 58º de la Constitución Política del Perú, establece que el Estado orienta el desarrollo del país, y actúa principalmente en las áreas de promoción de empleo, salud, educación, seguridad, servicios públicos e infraestructura.
El artículo 60º de la misma Carta Magna, señala que el Estado puede realizar subsidiariamente actividad empresarial, directa o indirecta, por razón de alto interés público o de manifiesta conveniencia nacional.
La Ley Nº 27170, “Ley del Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial -–FONAFE"”establece que este organismo es el encargado de la recaudación de fondos de las empresas públicas por cuenta del Estado Peruano, para ser transferidos al Ministerio de Economía y Finanzas, siendo una de ellas ELECTROPERÚ S.A.
Con un procedimiento sin precedentes, mediante el proyecto de ley Nº 5792, remitido por el Poder Ejecutivo, ingresado el 06 de julio de 2000, cuando ya había concluido la última legislatura del periodo 1995-2000, y sólo con la anuencia de la Comisión Permanente de ese entonces, en menos de 7 días calendarios, sin un análisis y evaluación que requiere un proyecto de ley, aprobaron la autógrafa de la Ley Nº 27319, con la que se transfiere las acciones de la Empresa Electricidad del Perú S.A. – ELECTROPERÚ S.A. al Fondo Nacional de Ahorro Público – FONAHPU. Constituyendo recursos para el Fondo Consolidado de Reserva Previsional (FCR).
Como consecuencia de estas desacertadas decisiones del Estado Peruano, vienen perjudicando a una empresa estratégica y de interés nacional como es ELECTROPERÚ S.A. en su proceso de crecimiento y expansión empresarial, considerando que no pueden reinvertir sus utilidades, disponiendo de hasta el 10% de las mismas, limitando el desarrollo sus actividades y proyectos de ampliación de la producción de energía eléctrica en el país, perjudicando a millones de peruanos que carecen de este vital servicio de energía.
La Ley Nº 27658, Ley Marco de la Modernización de la Gestión del Estado, establece que el proceso de modernización de la Gestión del Estado tiene como finalidad fundamental la obtención de mayores niveles de eficiencia del aparato estatal, de manera que se logre una mejor atención a la ciudadanía, priorizando y optimizando el uso de los recursos públicos.
La economía peruana a crecido en los últimos 30 años a una tasa promedio de 3% (Según CEPAL de 1971-2009, Perú creció a una tasa de 2,9% anual) y en forma sostenible en los últimos ocho años, a una tasa promedio de 5,5% con ello la recaudación tributaria casi se han duplicado en menos de seis años estimándose una recaudación de S/. 67,4 mil millones durante el presente año 2011, y aunque coyunturalmente con un déficit fiscal estimado hasta 1,0% del PBI. El Poder Ejecutivo, administra holgadamente recursos financieros suficientes para cumplir con sus obligaciones previsionales, sin necesidad de perjudicar a una de las pocas empresas estatales que a pesar del ahogamiento financiero que le impusieron, logra ejercicio tras ejercicio fiscal, significativos márgenes de rentabilidad. Estas utilidades obtenidas deben reinvertirse en la expansión de la propia empresa y con ello aportar significativamente en el desarrollo energético del país y de la región.
ELECTROPERÚ S.A. está siendo perjudicado su expansión y crecimiento empresarial debido a que sus utilidades distribuibles, no son destinados a la reinversión, sino se transfieren al Fondo de Compensación de Reservas Previsionales, es decir, gastos corrientes, perjudicando el crecimiento natural de la Empresa para mejorar su producción y abastecimiento de energía para las regiones pobres como la propia región donde están ubicados las centrales hidroeléctricas, Huancavelica.