Política, Economía y Finanzas, Entretenimiento

Loading...

sábado, 24 de noviembre de 2007

Decisiones que debilitan el Sistema de Administración Tributaria en el Perú



Por: Wens Silvestre

¿Dictámenes que apunta contra la SUNAT?

En un país con una débil cultura tributaria, donde la presión tributaria apenas llega al 15%, la Comisión de Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera del Congreso de la República, aprobó con voto de la mayoría de sus miembros, hasta tres dictámenes en las últimas sesiones, que pretende premiar a ciertos contribuyentes y probables evasores de impuestos, y perjudicar la labor de la SUNAT (http://www.sunat.gob.pe/) con un inminente efecto negativo sobre la recaudación tributaria.

El primero está relacionado a un premio exclusivo para las grandes empresas del país, consistente en otorgarle para efectos de deducción del Impuesto a la Renta por concepto de "gasto en inversión en capital humano" una suma equivalente al 7% de sus gastos totales para que “inviertan” en la capacitación de su personal. Cifra que resulta exorbitante y desmedida, tal como se señala en el Dictamen en Minoría presentado por el Congresista Miro Ruiz, en la que se observa que una empresa como el Banco de Crédito del Perú, tendría la posibilidad de “invertir” en capacitación de su personal hasta por un monto de S/. 128 millones, dejando de pagar S/. 38 millones en Impuesto a la Renta (tomando como referencia de los Estados Financieros del año 2006); la empresa minera Southers Perú Cooper Corporation, Sucursal del Perú, tendría la oportunidad de “invertir” S/. 537 millones, con lo que el fisco dejaría de percibir S/. 161 millones en Impuesto a la Renta; así podríamos analizar la estructura de costos de otras empresas, y el efecto total es negativo para el Estado, sufriría una reducción sustancial en sus ingresos. Parece que la aparente bonanza fiscal, no está siendo bien visto por los empresarios, y buscan operadores para ver la forma de cómo aumentar sus ganancias a través de instrumentos fiscales promocionados por ellos mismos.

El siguiente dictamen aprobado con voto mayoritario de la mencionada Comisión, recayó en la insistencia de la autógrafa observada por el ejecutivo, cuya fórmula legal pretende modificar el artículo 19º de la Ley del Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo, que en la práctica pretende modificar los requisitos formales exigidos en los comprobantes de pago para hacerse del derecho al crédito fiscal, es decir, los “contribuyentes” tendrán la posibilidad de contar con un “as” bajo la manga cuando lo crean por conveniente y oportuno, utilizar los comprobantes de pago con dudosas características y pagar menos impuestos, con ello se vulnera el principio de OPORTUNIDAD de la declaración tributaria a la que estamos obligados todos los contribuyentes, y con la agravante de ordenarle a la SUNAT su aplicación retroactiva, es decir, favorecer a los contribuyentes que están en proceso de fiscalización y en los procesos administrativos y contenciosos tributarios en curso, inclusive ante el Tribunal Fiscal ( http://tribunal.mef.gob.pe/). Increíble.

Finalmente, el último caso sustentado, so pretexto “evitar la inequidad entre la Administración Tributaria y el contribuyente”, el pleno de la Comisión, aprobó modificar varios artículos del código tributario, principalmente el artículo 33º que pretende la suspensión de la aplicación de los intereses moratorios, cuando el contribuyente apela ante el Tribunal Fiscal siempre y cuando el vencimiento del plazo sin que se haya resuelto la apelación por causa imputable a esta. Lo que implica un premio a los contribuyentes acostumbrados a eludir y evadir impuestos en desmedros de la cultura del buen contribuyente. Para la SUNAT, esta ventana abierta de aprobarse en el pleno del Congreso, tendría efectos nocivos para el erario nacional, el informe Nº 147-2007-SUNAT-2B0000, señala “el impacto en la recaudación será significativo, toda vez que los intereses moratorios de la deuda tributaria en etapa de apelación asciende a S/. 10,275’116,844”. Según un informe preparado por el FMI (http://www.imf.org/) para el MEF entre Febrero y Marzo de 2006, el 49% de los expedientes tienen un fallo confirmatorio. En ese sentido, la pretendida modificación del código tributario es un atentado al erario nacional y por ende es un asunto público. Su aprobación podría generar consecuencias negativas en el cumplimiento oportuno de las obligaciones tributarias, considerando que muchos contribuyentes no tienen la cultura de pago oportuno de sus tributos. Una muestra de ello es que el número de expedientes en el Tribunal Fiscal a evolucionado de forma preocupante de Mayo de 2005, que eran 7 mil, pasó a 31,3 mil expedientes al mes de Agosto de 2007, con lo que se demuestra quiénes serían los beneficiarios directos y cuántos más se acogerán a este beneficio, relajando y premiando a los menos cumplidores. Estos se deben considerar y sopesar antes de asumir posiciones que benefician sólo a un sector de empresarios acostumbrados a enriquecerse a costa del fisco. Cabe destacar que el Tribunal Constitucional (http://www.tc.gob.pe/), emitió algunos fallos en beneficio de contribuyentes, subraya que hay reglas que no se puede generalizar, y por tanto, el alcance de sus resoluciones tiene un carácter particular.

En conclusión, con este tipo de normas sólo se pretende premiar a aquellos contribuyentes que por cultura tienen el no pago de sus tributos; aquellos contribuyentes que siempre se enriquecen a costa de eludir o evadir los impuestos a las que están afectos; aquellos contribuyentes que tienen por cultura sacarle la vuelta a las normas.

Si tuviéramos todos la cultura de cumplir con nuestras obligaciones tributarias, no habría tantas normas, y menos estaríamos hablando de inequidades, pero en un contexto peruano, las reglas, queramos o no, son necesarias, especialmente para aquellos que evaden y eluden el pago de sus tributos y son detectados por la SUNAT, y éstos contribuyentes tienen que responder por sus actos, y evitar echarle la culpa a la entidad recaudadora, empero les sugiero tener la valentía de responder oportunamente con sus obligaciones tributarias y evitar llegar hasta el fuero del Tribunal Fiscal y judicial, sólo con la intención de ganarle al ente recaudador, debilitando más la cultura tributaria.

En una realidad ideal, no debería existir tributos, pero la manutención del Estado, exige el cumplimiento estricto del pago de nuestras obligaciones tributarias.

martes, 20 de noviembre de 2007

Perú: La coca y el narcotráfico


Por: Wens Silvestre

En el Perú durante el año 2006, aproximadamente 50 mil hectáreas se destinaron al cultivo de hoja de coca, un aumento de 32% respecto al 2005, según informaron fuentes del Gobierno Peruano. Para la ONU, está cifra es de 51,4 mil hectáreas. Sin embargo, aún no se conoce el Reporte sobre Estrategia Internacional para el Control de las Drogas de los Estados Unidos, que prefiere mantener en “TBD” las cifras. El cultivo de la coca en el Perú ha crecido y en consecuencia a fracasado el objetivo general de disminuir la producción del principal insumo para la elaboración de la PBC y la Cocaína. En ese sentido, se necesita de medidas inmediatas para revertir tal situación en los 5 ejes fundamentales en el marco de la Política de Estado de lucha contra el narcotráfico y dejar de lanzar propuestas que sólo generaría más problemas:

Ø Fortalecer la labor de Interdicción y el Poder Judicial (por aire, tierra, fluvial y mar)[1].
Ø Mejorar el sistema de articulación del Control de Insumos. Debe ir a la par con interdicción.
Ø Dotar de mayores mecanismos para la efectiva labor de la Unidad de Inteligencia Financiera (Detectar y combatir lavado de activos).
Ø Reestructurar la política de sustitución y erradicación de cultivo de la coca, con el objetivo de restablecer la presencia del Estado en las zonas cocaleras, insertar al productor agrario al mercado, dotar de créditos preferenciales, recuperar los valores humanos; en ese sentido se plantea:
Ø Desarrollo Integral Sostenido: Presencia del Estado

  • Infraestructura Económica Productiva
  • Infraestructura Social básica
  • Capacitación y restitución de valores
  • Proyectos productivos
  • Inserción en el mercado
  • Como de parte del proceso de descentralización, el Estado dotará de mayor poder de decisión a los gobiernos locales de las zonas cocaleras[2], en apoyo a la política de sustitución de cultivos de la coca, y serán éstos los encargados de ejecutar los proyectos de sustitución de cultivos de la coca, atribuyéndoles la responsabilidad de las metas de la política de sustitución y del manejo de los fondos de recursos económicos que para tal efecto el Estado obtiene de organismos internacionales públicos y privados para proyectos de desarrollo económico y social. En ese sentido, los ONGs tendrán que coordinar directamente con los Municipios locales los proyectos a ejecutarse con tal fin.
Ø Garantizar a partir de 2008 US$ 100 millones anuales[3], como parte de éste proceso de descentralización en apoyo a la política de sustitución, manejadas por las propias municipalidades del VRAE. Sin embargo, el monto consignado en el proyecto de presupuesto del sector público para el año fiscal 2008, es irrisorio, sólo se ha considerado S/. 146,7 millones, de los cuales S/. 78,2 millones (53%) destinado para el Ministerio de Defensa (para atender la implementación y el equipamiento de bases contraterroistas); S/. 37,4 millones para la rehabilitación de la carretera Quinua – San Francisco; así podemos observar en el cuadro.

Actividades Especiales: Valle del Río Apurimac y Ene
Fuente: MEF - Sustentación Presupuesto 2008

Sin embargo, con esos limitados recursos asignados para el año 2008, continuamos en la misma senda equivocada, disminuyendo la irrisoria presencia del Estado en el VRAE, y más aún cuando el Estado cuenta con los recursos económicos disponibles. La miopía del Ejecutivo, destina más recursos a regiones que menos lo necesitan, es decir, regiones que no tienen tanta urgencia como las zonas cocaleras del Huallaga y el VRAE. Se requiere de una efectiva voluntad política para erradicar el narcotráfico y el terrorismo del país y todas las actividades ilícitas conexas a la misma.
La presente semana será clave para redistribuir los recursos presupuestales de las regiones involucradas con el narcotráfico y el terrorismo. El pleno del Congreso de la República, tiene la obligación de hacerlo reasignando mayores recursos para el desarrollo integral de esas zonas en conflicto.


[1][1]. Para así cerrar el camino por donde los narcotraficantes llevan el dinero para efectuar la compra de la PBC y la cocaína en las zonas cocaleras. Una vez efectuado una labor efectiva en este eje, se habrá eliminado la principal razón por la cual los campesinos siembran coca. En esa circunstancia el productor cocalero tendrá problemas de sobre stock de coca que traerá abajo los precios de éstos y no tendrá más alternativa que cambiar de cultivo, forzado por la falta de demanda de la coca. Esta estrategia tuvo éxito relativo en 1993 y 1994 cuando se redujo considerablemente la producción de coca por la efectiva labor de interdicción y no de erradicación directa que enfrentan al campesino con el Estado, cuando podemos concentrar nuestros recursos logísticos en el control de avionetas, lanchas, vehículos y cualquier otro medio de transporte, y enfrentarnos directamente con los narcotraficantes sin tocar al campesino que es muy sensible a éste tema.
[2] La experiencia exitosa de AMRESAM (Asociación de Municipalidades de la San Martín) en la ejecución de proyectos de desarrollo alternativo, principalmente, en infraestructura productiva, durante los años 1998 y 1999, en la región San Martín, se podría rescatar y multiplicar en las zonas cocaleras
[3] Según fuentes oficiales de CEDRO, Estados Unidos invierte anualmente en el Perú como parte de la lucha contra las Drogas US$ 200 millones y al interior de Estados Unidos US$ 15,000 millones para la misma lucha.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Una sencilla sabiduría


Por: Wens Silvestre



Mi abuelo Andrés vivió hasta los 94 años. Luego inició su viaje al otro lado de la vida (1985). Una década antes, su fiel compañera se había adelantado y, desde entonces se cobijó en la soledad.
...
Cuando era niño observaba al abuelo, porque lo admiraba y le tenía mucho respeto, en cierta forma, temor. A veces me parecía ver a una persona solitaria y dura. Lo veía en su huerto, haciendo labores culturales, sobre todo quitando los hongos y hormigas 'corta hojas' de algunas plantas, árboles frutales y en algunos casos de los panales de abeja. En determinada época del año, retirando la mala hierba que normalmente invadía el huerto. A él no le agradaba ver brotar malas hierbas y malezas, especialmente en el jardín de la casa grande. Cada fin de semana, con regularidad visitábamos al abuelo, y lo primero que nos encargaba era limpiar y regar las plantas. Con frecuencia, nos supervisaba, porque le encantaba tender al perfeccionismo, si le parecía que no estaba para su agrado, tenías que volver a hacerlo hasta lograr su aprobación. Era muy exigente. Cada vez que lo recuerdo, viene a mi memoria toda sus enseñanzas, y como parte de él, a veces su carácter fuerte y fortaleza a pesar de su edad. Semanas antes de que nos dejara, lo vi trabajando en la zona alta de su "cofradría" (así se llama el predio). Dirigía la labor de algunos de los trabajadores, postrado a la sombra de un molle. Observaba el trabajo que se ejecutaba y hablaba con regularidad. No recuerdo bien, lo que decía, pero por momentos lo notaba triste y débil en su tono de voz. Me apenaba mucho verlo en esa situación, y le recordaba que tenía que descansar, que no era necesario que esté haciendo tanto esfuerzo, pero él me decía -el trabajo es vida y no dejaré de hacerlo, porque siempre hay mucho por aprender y crear, hasta que la vida me acompañe y me lo permita, me verás haciendo lo que sé hacer. Ese mensaje siempre lo tengo presente, porque con el tiempo lo entiendo mejor y sé que fue un hombre de extraordinaria capacidad creadora y dueño de una simple sabiduría. A veces incomprendido por su carácter fuerte, pero respetado por la toda la gente pueblerina de su generación. Un tipo generoso con la gente más necesitada. No le agradaba participar de la política, pero expresaba su interés por la tolerancia y la libertad. En una oportunidad, cuando la curiosidad por sus cosas, encontré unos documentos que acreditaba sus propiedades, me di con la sorpresa que durante el gobierno militar de Velasco, él tuvo la gran idea de fraccionar sus tierras y otorgársela en instrumento público a sus hijos en forma mancomunada, de tal manera que fue inmune a la reforma agraria, tan sólo lo vio pasar . Así era el abuelo, un hombre que creía en la propiedad privada, en la libertad de hacer y elegir tu propio destino. Pero, también era muy conservador en algunos aspectos como su comportamiento para con sus hijas. Su actitud era distinto y contrario con sus hijos, fue respetuoso de sus individualidades e incluso de sus vanidades y extravagancias, seguidores de la fórmula de vida de los "hippies", durante un tiempo, y románticos socialistas en otro, pero esta última fase no creo que se haya enterado mi abuelo.
...
Era un tipo que no mostraba debilidad, más bien solía reflejar un carácter fuerte. Normalmente, le era difícil mostrar cariño a su prójimo, probablemente, consideraba una expresión de debilidad. Era paradógicamente un tipo de una sensibilidad profunda y de un corazón solitario.

Cuando uno observa el trabajo de arquitectura que hizo en vida, la armonía que muestra sus construcciones con la naturaleza, es destacable; esa acertada integración de elementos como la roca blanca y su huerto, los escalones tallado en roca viva y los espacios son dignos de un diseño arquitectónico. El ambiente del taller de capintería que instaló para transformar la madera en muebles, y casi todos sus herramientas diseñadas y hechas con sus propias manos. Las ventanas de la casa grande, todas con miradas hacia el Este para que los primeros rayos de sol de la mañana bañen el corredor del segundo piso y llenen de calor y alegría la mañana. El diseño de su propio sistema de abastecimiento de agua mineral subterránea, su horno de piedra, su piscina tallada en la roca, entre otras obras de arquitectura, son las muestras de un hombre que vivió para trabajar y crear.

Recuerdo sus noches solitarias, concluía a la medianoche, luego del cual retornaba para descansar. Cuando no lograba conciliar sueño, prefería estar despierto y escuchar sus pasos regresar, desde la segunda puerta del huerto hasta ingresar por la puerta principal, que rechinaba por el peso de la madera y el óxido de los goznes que hacían de bisagra; medianoche, a esa hora retornaba de su fogata nocturna que para tal fin había acondicionado en la base de un molle longevo que había perecido por el tiempo, aprovechó ese espacio para adaptarlo como una covacha espaciosa y sobre todo cálida. Ese fue su lugar favorito durante las noches, sin lugar a dudas. De ahí observaba el horizonte, el brillo de las estrellas y las noches de luna llena o cuarto creciente. En otras, convivía con el trueno y rayos de las noches lluviosas, y era de hecho las noches más oscuras y a veces tenebrosas, porque las neblinas y las nubes no te permitían ver ni un estrella que ilumine el camino. Creo que el abuelo vivía feliz así. No sé en qué pensaría durante esas largas horas de soledad. No sé, pero, sé que eran su forma de vivir, y de ahí su sabiduría para vivir en armonía con la naturaleza y su amor por la vida y el trabajo.
Foto: Abuelo e hijo. Verano, 1984

sábado, 3 de noviembre de 2007

Acuérdate de lo principal




Tradición hindú

Cuenta la leyenda que una mujer muy pobre, con un niño en brazos, pasó delante de una caverna y escuchó una voz misteriosa que desde dentro le dijo:
"Entra y toma todo lo que desees, pero acuérdate de lo principal. Ten presente: sólo tienes 3 minutos. Después que salgas, la puerta se cerrará para siempre. Aprovecha la oportunidad que te doy, pero acuérdate de 'lo principal'..."
La mujer entró en la caverna y encontró muchas riquezas. Fascinada por el oro y las joyas, puso al niño en el piso y empezó a juntar ansiosamente todo lo que podía en su delantal.
Agotados los 3 minutos, la mujer cargada de oro y piedras preciosas, corrió fuera de la caverna, y la puerta se cerró...
Recordó, entonces, que el niño había quedado dentro; pero la puerta estaba cerrada para siempre.
La riqueza le duró poco; pero la desesperación siempre.
Recordemos siempre que la vida en este mundo pasa rápido, no agotemos tiempo en vanalidades descuidando lo esencial: lo que realmente amamos.