Política, Economía y Finanzas, Entretenimiento

Loading...

miércoles, 18 de abril de 2012

Iniciativa público-privada mejorará la salud de 1,8 millones de mujeres y niños pobres en Mesoamérica

Nota emitida por el BID
Presidente del BID y socios de la iniciativa anuncian el arranque de las primeras operaciones en el Foro Económico Mundial para América Latina
PUERTO VALLARTA, México – La Iniciativa Salud Mesoamérica 2015 iniciará sus operaciones en Belice, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Honduras, Panamá y próximamente en Costa Rica y el estado mexicano de Chiapas, invirtiendo US$55 millones para mejorar las condiciones de salud de 1,8 millones de mujeres y niños en extrema pobreza en 121 municipios y comarcas.
Anunciaron el arranque de las operaciones de la iniciativa el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, Marco Antonio Slim, presidente del Instituto Carlos Slim de la Salud (ICSS) y Wolfgang Munar, Oficial Senior de Programa de Bill & Melinda Gates Foundation en una conferencia de prensa celebrada durante el Foro Económico Mundial para América Latina. Arturo Bendaña, ministro de Salud de Honduras y presidente pro témpore del Sistema Mesoamericano de Salud Pública, participó en el evento representando a los gobiernos de la región de Mesoamérica.
Los gobiernos han sido una pieza central en el proceso de diseño de las primeras ocho operaciones cuya inversión de US$55 millones está compuesta por US$34 millones donados por la iniciativa y US$21 millones decontrapartida de los países. Estas primeras operaciones significan una inversión de 30 dólares por beneficiario directo, casi tres veces más que el gasto público per cápita en servicios básicos de salud que algunos países centroamericanos asignan al quintil más pobre de sus poblaciones.
El presidente del BID destacó el compromiso financiero, político y operativo de las autoridades de la región mesoamericana para la puesta en marcha de estas primeras operaciones. “Esta es la primera iniciativa público-privada de carácter regional que se lleva a cabo en la América Latina con el fin de reducir las brechas de equidad en salud de los más pobres y esperamos que se convierta en un referente de cooperación para otras regiones del mundo,” indicó Moreno.
La novedosa iniciativa cuenta con US$142 millones para donar a los países, que a su vez apalancarán US$54 millones en recursos de contrapartida de los gobiernos para un total cerca de US$200 millones de inversión en la población objetivo. Estos fondos se destinarán a intervenciones de salud materna, neonatal y reproductiva, y salud infantil con énfasis en la nutrición y vacunación en favor de los segmentos más pobres.
“Hoy, todos hemos venido a refrendar nuestra voluntad de que, al menos en materia de salud, las fronteras entre países se borren y se reduzcan las brechas que han marginado a las mujeres y niños mesoamericanos, para que se les garantice la oportunidad de recibir atención en salud digna y de calidad, porque la preservación de la salud y las mejores oportunidades de desarrollo no pueden ni deben tener fronteras,” dijo Marco Antonio Slim.
Salud Mesoamérica 2015 se propone lograr las siguientes metas:
  • Reducir en alrededor de 15 por ciento la mortalidad infantil entre el quintil más pobre de las poblaciones de los países de la región.
  • Atender a cerca de 260,000 niños pobres con intervenciones de salud para reducir la desnutrición crónica.
  • Reducir en 15 puntos porcentuales la tasa de anemia entre niños menores de 2 años en siete de los ocho países de la región. En Chiapas la meta es reducirla en 10 puntos porcentuales.
  • Lograr que 90 por ciento de niños menores de 2 años del quintil más pobre completen sus esquemas de vacunación.
  • Incrementar en 50 por ciento los partos atendidos por personal calificado para reducir la muerte de madres y recién nacidos. 
“Bajo el modelo de financiamiento basado en resultados que introduce la iniciativa, cada gobierno se ha comprometido con metas concretas para su país con el incentivo de que al cumplirlas nos transferirán la mitad de los recursos de contrapartida que hemos aportado. Esto implica cambios en la planificación y ejecución de las intervenciones de salud, apuntando a mejorar no sólo la cobertura sino también la calidad de los servicios”, indicó Bendaña.
Estos proyectos se lanzan en un momento crucial dado que los países de la región enfrentan altas tasas de mortalidad y morbilidad materna e infantil. En Honduras, Guatemala y El Salvador mueren 110 mujeres por 100.000 nacidos vivos durante el embarazo, parto o puerperio, comparado con la tasa promedio de mortalidad maternal de América Latina y el Caribe, de 85 por cada 100.000 casos.
La desnutrición crónica es otro problema que atacará la iniciativa. En esta región hay unos 2,5 millones de niños que padecen esta condición, que en algunos países centroamericanos es más aguda que en países de África. La desnutrición genera un retardo en el crecimiento hasta de 6 centímetros entre un niño pobre y uno rico afectando su desarrollo cognitivo, desempeño escolar y las posibilidades de salir de la pobreza. Numerosos estudios demuestran que ese retraso de crecimiento se produce en los primeros 1.000 días de vida, es decir, desde que están en el vientre de la madre hasta que cumplen dos años. "Tenemos en nuestras manos 1.000 días para cambiar la historia de ese niño marginado y sin esperanza”, agregó Moreno.
La iniciativa Salud Mesoamérica 2015 creada en 2010, constituye una innovadora asociación público-privada entre Bill & Melinda Gates Foundation, el Instituto Carlos Slim de la Salud (ICSS), el Gobierno de España y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para reducir las brechas de equidad en salud que enfrentan las poblaciones en extrema pobreza conforme a las prioridades establecidas por los países de la región. La Iniciativa está concebida para un período de cinco años y concluye en 2015.

No hay comentarios.: