Política, Economía y Finanzas, Entretenimiento

Loading...

viernes, 11 de diciembre de 2009

El desarrollo del mercado de capitales y los beneficios tributarios

Por: Wens Silvestre
Los beneficios tributarios, como la exoneración de impuesto a la renta a las ganancias de capital, es intrascendente para avanzar en el desarrollo del mercado de capitales en el país. Es más bien un factor que favorece sólo a los capitales especulativos, que tienen en éstos beneficios tributarios varios grados de holgura para poder "jugar" en la BVL.

Son casi dos décadas con beneficios tributarios, y el mercado de capitales en el Perú avanzó casi nada con respecto a su participación en el PBI.
El desarrollo de mercado de capitales, obedece para el caso peruano, a factores como la cultura empresarial, la confianza, la innovación y el marco legal.
Sin duda, de éstos, los factores más importantes que no permite el desarrollo del mercado de capitales, es la escasa cultura empresarial (entendido como la predominancia de la informalidad sobre la formalidad, el escaso nivel de liderazgo, el predominio del individualismo antes que el asociativismo, el carácter familiar de las empresas peruanas entre otras características) y la confianza (entendido como el valor fundamental de cohesión social, por encima del marco legal y regulatorio. No nos olvidemos que la confianza no sólo en las instituciones, sino principalmente en las personas. Y como mencionó Fukuyama, 1995 la confianza entendida como valor compartido y "capital social")
En ese sentido, los incentivos tributarios, sólo benefician marginalmente, a cierto sector que sabe que invirtiendo en la bolsa no pagará impuesto, por lo menos hasta el 31 de diciembre de 2009, en tanto las personas naturales o jurídicas que obtienen e invierten en otras actividades económicas pagan sus impuestos, sin reclamar o pedir un beneficio tributario...

Reflexionen, ciudadanos, si uno obtiene una renta anual de cualquier fuente o actividad legal, tiene que pagar sus impuestos, independientemente del grado de riesgo que represente la inversión. Finalmente, si la bolsa crece de forma anormal, sin sustento en la economía real, las consecuencias de quienes viven del negocios de compra venta de bienes mobiliarios como las acciones, tendrán que asumirlas, como lo haría un pequeño o gran empresario que toma decisiones equivocadas y conduce a la bancarrota a una empresa...

No hay comentarios.: