Política, Economía y Finanzas, Entretenimiento

Loading...

miércoles, 27 de mayo de 2009

Imperiosa necesidad de modificar la LTRF

Por: Wens Silvestre

Es muy importante que el Pleno del Congreso reconsidere la segunda votación referido a la flexibilización de las metas de déficits fiscal y gastos establecidos en la Ley de Transparencia y Responsabilidad Fiscal (LTRF), dictamen del proyecto de ley Nº 3228/2008-PE, considerando la actual coyuntura económica, que no permitirá cubrir el presupuesto para el año 2009 y 2010 con los magros ingresos tributarios.
La votación por unanimidad obtenida en la víspera en la Comisión de Presupuesto y Cuenta General, se revirtió en el pleno debido a una falta de consenso en lo referido al incremento anual de gasto de consumo que a la fecha registra el 4%.
La propuesta del Poder Ejecutivo es simplemente otorgarle autorización para que por excepción en éste periodo de crisis el límite del déficit fiscal que registra 1% anual, se eleve a 2%, con lo que el ejecutivo aseguraría un presupuesto público 2010 eequilibrado y similar al presente año.
Según el MEF, el Plan de Estímulo Económico (PEE), llevaría a que el déficit fiscal se ubique en 1,8% y 1,5% del PBI en el 2009 y 2010, con lo que estaría fuera del límite señalado en la LTRF, por lo que es necesario para su implmentación la flexibilización de dicha norma.
Por otro lado de no implementarse el PEE existe riesgo serio sobre la economía:

  1. La demanda en el 2009 crecería apenas 2,1% (la mitad de lo que se espera que crezca con la implementación del PEE).
  2. En el 2010, el crecimiento de la demanda interna sería menor.
  3. La inversión pública en lugar de crecer alrededor de 50% en el 2009, lo haría a la mitad.
  4. La reducción en las proyecciones de crecimiento de la economía afectará los ingresos del Presupuesto Público.

Veamos las cifras, y esperemos que los señores parlamentarios piensen en la nación, antes que en su cálculo político, esto incluye la responsabilidad del Poder Ejecutivo de hacer una distribución racional de los recursos del Estado.

Asimismo, se afectaría al sector privado que suele elaborar sus presupuestos en base a las proyecciones del MMM.

  • Resulta difícil limitar la implementación del PEE a sólo un año.
  • El PEE ha sido diseñado como un paquete de estímulo fiscal para dos años, período en que el consenso espera dure la crisis internacional.
  • La programación y formulación del presupuesto público debe ser acorde a las proyecciones macroeconómicas previstas en el Marco Macroeconómico Multianual (a publicarse a fines de Mayo).


No hay comentarios.: