Política, Economía y Finanzas, Entretenimiento

Loading...

lunes, 18 de enero de 2016

SEIS REQUISITOS PARA UN CANDIDATO IDEAL

Por: Wens Silvestre

Estamos próximos a un nuevo proceso electoral para elegir al nuevo presidente de la República y a los nuevos miembros del Parlamento Nacional.

Un candidato ideal, desde mi perspectiva, debe cumplir seis requisitos fundamentales:

- En primer lugar, mi candidato debe ser ético pero también eficiente (como lo señala don Francisco Miro Quesada en su artículo titulado “Ético y eficiente”[1]). No basta con ser un profesional, conocer la gestión pública y haber demostrado “eficiencia” en un cargo público, pero eludiendo o violentando las normas y procedimientos. Tampoco, no basta con ser solamente un profesional ético pero ineficiente. Es importante ser un profesional ético y eficiente. Los ciudadanos debemos hacer un acto de reflexión antes emitir un voto. Debemos ser coherentes con las buenas costumbres y los valores, y rechazar a los inmorales al margen de su supuesta “eficiencia” y evitar que ocupen un cargo público de elección de gran responsabilidad. Un gran sector de la ciudadanía es tolerante y permisible con la corrupción. No tengo una respuesta única para anotar las causas de ese comportamiento, pero podríamos inferir que es consecuencia de una crisis moral que se ha cultivado en el país, y no debemos permitir que esa hierba mala continúen inundando los campos. Necesitamos sacar la hierba mala de la política. Es un proceso de reflexión y sobre todo de un acto de desprendimiento de cada uno de los ciudadanos, renunciando a nuestros intereses propios en bien del beneficio general.

- En segundo término, mi candidato debe pertenecer a la institucionalidad democrática de un partido político. Lamentablemente, debido a la debilidad institucional de los partidos políticos a falta de una verdadera democracia interna, se ha ahuyentado a los buenos ciudadanos, y ha prevalecido el individualismo y el caudillismo, ese mal que los partidos llamados tradicionales y los que emergen en cada contienda electoral, continúan cometiendo el mismo error, sin importarles el daño que le hacen a la institucionalidad democrática del país. Las individualidades y el caudillismo son males que deben ser desterrados de la praxis en los partidos políticos. Deben ceder el paso a las nuevas generaciones de pensamiento libre y profundamente democrático; y una herramienta fundamental para construir institucionalidad es la alternancia en las listas de precandidatos a un cargo público. Siendo un elemento fundamental, debemos apoyar aquella lista que se acerque a un equipo elegido democráticamente y no a un individuo en particular.

- En tercer lugar, mi candidato favorito debe ser coherente entre lo que piensa, dice y hace. En este país los políticos que dirigen el aparato del Estado, son masivamente incoherentes, salvo honrosas excepciones. Llegan al poder con la etiqueta de servir, y acaban sirviéndose todo lo que pueden, al igual que, a su entorno (entran pobres y salen ricos, mediante actos probablemente corruptos). Prometen algo y deciden hacer otra cosa. No hay coherencia en sus planteamientos, es una mezcla de promesas sin medir las consecuencias de la imposibilidad de implementarla, y llegado el momento, los ciudadanos que apostaron por dichos ofrecimientos se sienten defraudados y acumulan una serie de frustraciones que se refleja en la indiferencia hacia los políticos y la política. Otros, mezclan propuestas de corte asistencial para mantener un caudal electoral, de tal manera que la población favorecida se convierta en un activo a mediano y largo plazo, en tanto, aplica medidas para mantener el statu quo, sin importarle el costo económico para el resto de los ciudadanos. Esas mezclas tóxicas, dejan sin rumbo al país.

- En cuarto lugar, mi candidato favorito debe hacer propuestas alcanzables, objetivas y realizables. Debe indicar la ruta de cómo llegar a la meta. Hay candidatos, como ciertos emergentes que prometen cosas insostenibles e irreales, como el caso de uno que planteó ampliar los programas sociales para todos los peruanos, lo cual es inaudito, porque los programas sociales (debería llamarse sociales productivos) sólo deben enfocarse en los más necesitados y vulnerables, y es que el Estado no tiene recursos suficientes ni para cubrir los gastos asistenciales para ese segmento de la población, asimismo, hay que recordar que el tamaño del sector público, medido a través del gasto de gobierno, apenas representa el 21% del PBI, es decir, el grueso del aporte del ingreso nacional depende del sector privado, y ese sector merece el apoyo del Estado, y no al revés, pretender convertir a los peruanos en mendigos, es mala señal. ¿Quién pagaría los impuestos necesarios para mantener al Estado, si a todos los peruanos nos incluyeran en un programa social?

- En quinto lugar, mi candidato debe ser amante de la libertad, reflexivo, respetuoso de las diferencias ideológicas y políticas, tolerante con las críticas, asumir la responsabilidad de sus actos y promotor de la transparencia de las acciones y actos en las entidades públicas. Las cualidades personales de un líder democrático deben manifestarse en cada uno de sus actos, y seguramente se reflejará en sus más cercanos seguidores. Es probable que éstos se comporten tal cual se comporta su líder. Es fundamental que los medios de comunicación muestren estos comportamientos. La construcción de la democracia en el país no está para experimentos de ciudadanos que venden una imagen para el público, siendo otra es su verdadero rostro. Por eso, es necesario conocer la trayectoria profesional y personal del candidato.

- En sexto lugar, mi candidato debe tener una visión de país. Sus propuestas y acciones deben apuntar a una visión a largo plazo, y no a un corto plazo electoral. Debe continuar lo bueno de su antecesor, corregir las deficiencias del Estado y debe sembrar las nuevas bases para el futuro, siempre teniendo claro las prioridades sociales y económicas, sin perder de vista el horizonte del bienestar.

Probablemente, existan otros elementos fundamentales a considerar para elegir bien, sin embargo, considero que las señaladas líneas arriba son prioridades que cada ciudadano debe tener en consideración y complementar con las suyas.



[1] http://elcomercio.pe/opinion/columnistas/etico-y-eficiente-francisco-miro-quesada-rada-noticia-1870902 Pub. (14/01/2016)
[2} Dibujo créditos Recruiting Works

© 2015 Wens Silvestre. Todos los derechos reservados

No hay comentarios.: